12

Bendita maternidad

Bendita maternidad
Bendita maternidad

Hace tiempo que no me importa si voy con el pelo limpio o sucio.
Hace tiempo que no me importa si no puedo quedar con amigas.
Hace tiempo que no me importa si no puedo hacerme las manos, y ni que decir sobre los pies.
Hace tiempo que no me importa si duermo poco, mucho, bien o mal.
Hace tiempo que no me importa si como lo mismo 7 días seguidos.
Hace tiempo que no me importa si me doy un baño, o una ducha express con agua fría porque no me da tiempo a más.
Hace tiempo que no me importa si el pelo es pelufo y debería pasarme p…

Tiempo, relájate

Tiempo, relájate
Desde que soy mamá lo que más valoro es el tiempo, pasar tiempo en familia y rodearte de la gente a la que quieres.

Por supuesto cada día que pasa el tiempo parece más acelerado, las horas pasan volando, los días parecen tener menos de 24 horas, ya es casi otoño...

Asi que, dado que tiempo parece no querer escucharme e ir más pausado, lo único que se me ocurre es disfrutar cada segundo, haga lo que haga;
si trabajo lo disfruto a tope,
si voy a por mi pollito a la guarde lo disfruto todavía más,
si tengo que estudiar intento disfrutarlo a tope.

Cuando el arte se junta

Cuando el arte se junta
Hay personas que te marcan de por vida, aunque las conocieras en un trabajo del que te fuiste pronto, te marcan.

Es el caso de mi grupo del "patio" como nos llamamos, porque nos conocimos todas en un patio de Madrid en el que cada una trabajaba en una tienda distinta.

Ese patio cerró, y me dio muchísima pena porque tenía algo mágico, pero no se cerró la amistad. Y es que, a pesar de estar muchas veces sin vernos, siempre están ahí.

Unas nos vemos más y otras menos pero a veces la distancia influye y mucho, así que complica todo más p…

Cuando te pones a recordar...

Cuando te pones a recordar...
Ayer me puse a  recordar...

Recuerdo que de repente ves que ya ha pasado el tercer aniversario, abres los ojos y ves que en tu casa ya por fin has conseguido tener un perro, al que juraste, llamar Bali por enamorarte del lugar en la luna de miel.

Recuerdo cada segundo de aquella noche de reyes magos, donde en una cajita, te indicaba que un teckel de pelo duro color jabalí te estaba esperando y ah! que no se me olvide, se llamaba Bali, justo tal y como había sido mi sueño durante 3 años de maravillosos de convivencia (por que sin o con broncas …