Como pez en el agua

28 julio

Como pez en el agua, así es ella.


Desde que nació hace casi dos años sólo escucho “un calco a su padre” y cierto es, que mio físicamente tiene poco y si miro fotos de mi infancia, todavía menos, yo era una bola con pelo rizado rubio rubio, y unos papos alucinantes.





Pero en cuanto a carácter y manías, si que tiene varias cosas parecidas a mi.

El orden, un gustazo, pero maniática a más no poder (algo muy mio y cero de Mr.A). No se te ocurra guardar un cuento donde los juguetes o un bebé fuera de la cunita porque medio colapsa.

Limpiar le encanta e incluso limpia la basura de las calles y te la da para que le tires a la basura (esto me hace menos gracia, dado que se mete las manos en la boca en cualquier ocasión, por lo que está muy bien que su basura la tire a la papelera, lo de la ajena...estamos en ello)

Y por hoy os desvelo el otro parecido a mi, y es su obsesión por el agua.
Creo que podría ducharme a diario más de tres veces (es lo que normalmente me ducho), y si estamos en verano, no se cómo es mi piel sin arrugar, soy una uva pasa a todas horas, y es que no puedo evitarlo.

No nos importa la temperatura del agua, aunque yo por preferir, prefiero la del cantábrico, la congelada, cuanto más fría mejor. Mr.A no lo entiende pero el agua fria tiene algo que me da vida, me destensa, me calma, me relaja, me da energía, vamos, que a mi me funciona así y al bichito también.

En esta foto, no es que esté señalando algo en concreto, señala el agua, porque aunque era hora de dormir para ella, quería ponerse los “panquitos” (traducción=manguitos)

You Might Also Like

0 comentarios


pio pio pio...

instamoments

#unbaberoparamama