Cuando te pones a recordar...

15 junio

Ayer me puse a  recordar...

Recuerdo que de repente ves que ya ha pasado el tercer aniversario, abres los ojos y ves que en tu casa ya por fin has conseguido tener un perro, al que juraste, llamar Bali por enamorarte del lugar en la luna de miel.

Recuerdo cada segundo de aquella noche de reyes magos, donde en una cajita, te indicaba que un teckel de pelo duro color jabalí te estaba esperando y ah! que no se me olvide, se llamaba Bali, justo tal y como había sido mi sueño durante 3 años de maravillosos de convivencia (por que sin o con broncas es maravillosa, y que alguien  se atreva a decirme lo contrario)

Recuerdo los paseos con mi mini perrito por el campo, donde pensaba lo afortunada que era, y oh oh! la tripita iba asomándose porque en un día no muy lejano íbamos a convertirnos en padres.

Recuerdo el día en que nos dijeron que era niña.

Recuerdo sus primeros días de vida, cada segundo, cada minuto, cada hora, cada día, cada semana, cada mes...

Recuerdo la primera vez que tuve que llevarla a la guardería por que me incorporaba al trabajo.

Recuerdo la primera vez que se partió de risa, y nos partimos de risa también.

Recuerdo la primera vez que hizo la croqueta y lo orgullosos que nos sentimos.

Recuerdo la primera vez que se pasó las cosas de una mano a otra.

Recuerdo la primera vez que escupió el tete y lo cogió con la mano.

Recuerdo, recuerdo, recuerdo... entonces paro, guardo todos y cada uno de los instantes más bonitos de mi vida, (y de los malos, me quedo con todo de lo que ellos aprendí) los guardo como una película en mi mente, una película que no quiero olvidar jamás, salgo de mi nube del recuerdo, y allí están;

Mi pequeña chiquitina, mi perrito, y el amor de mi vida,
                          entonces le miro y le digo -

                                   "Gracias, gracias por tanto" 

Pone cara de no entender nada, y sigue jugando,
y yo me quedo ahí en el sofá del jardín completamente feliz y acabo con dolor de cara de tanto sonreír.

Una cosa es recordar el pasado y otra no querer vivir el presente. Recordar esta bien, tanto lo bueno que tan felices no hizo, como de lo malo, de lo que tanto hemos aprendido, pero lo que se, es que no hay que olvidarse de vivir el presente, por que del pasado nada puedes hacer, y del futuro tampoco sabrás que te traerá, lo único que tenemos, es el aquí y ahora.




You Might Also Like

0 comentarios


pio pio pio...

instamoments

#unbaberoparamama